¿Qué formación necesitas para trabajar en una empresa de electricidad?

En el sector eléctrico, las oportunidades laborales están creciendo de forma exponencial. De acuerdo a varias empresas y asociaciones de esta rama laboral, la demanda de técnicos cualificados en instalaciones eléctricas ha crecido un 30% desde el 2017. De igual manera sucede con los ingenieros eléctricos, una profesión con mucha demanda en España, pero por la que cada vez apuesta menos estudiantes. Así, te revelamos los secretos que necesitas para trabajar en una empresa de electricidad, los perfiles que demandan las compañías y la formación que piden para desempeñar ese puesto de trabajo.

 

Formación de un jefe de obra de instalación eléctrica

El jefe de obra de una instalación eléctrica es uno de los puestos más demandadas en las empresas dedicadas a la luz. Para ejercerlo, la formación que se necesita es un grado o licenciatura en ingeniería técnica o industrial con especialidad en electricidad. También se valora el tener un máster o un curso de prevención de riesgos laborales, conocimientos de idiomas e imprescindible en la mayoría de los casos disponer del carnet de conducir B1 y vehículo propio.

En este tipo de puestos, el perfil buscado es el de una persona que sepa gestionar equipos de obra, así como la compra de materiales previo análisis de la instalación y la tramitación de expedientes y legalizaciones con los organismos pertinentes. Se les requiere experiencia  previa de 1 a 5 años en la ejecución de obra nueva de instalaciones de distribución eléctrica de media y baja tensión y conocimientos avanzados en Autocad, Microstation, Paquete MS-Office y Excel.

 

Formación de un técnico de mantenimiento e instalación eléctrica

El puesto de electricista es otro de los que cuenta con más ofertas de empleo en nuestro país. Por norma general, los electricistas dependen de los jefes de obra anteriormente mencionados y su trabajo se basa en la puesta a punto, comprobación, mantenimiento y reparación del cableado de una instalación eléctrica. Entre el perfil demandado se buscan personas con cierta autonomía, polivalentes (que sepan interpretar planos de cableado a la vez que detectar los problemas de cualquier instalación), comunicativos y organizados.

Entre sus funciones principales destacan la de asistir al jefe de obra, interpretar diseños de planos eléctricos y redes de cableado, saber instalar una amplia gama de recursos eléctricos y dominar la reparación de averías o errores en el cableado.

En lo que respecta a la formación, normalmente se requiere de un título que certifique que posee todas esas habilidades y conocimientos. Este ha de ser un grado medio en instalaciones eléctricas y automáticas o, por norma, un título superior en sistemas electrónicos y automatizados, en mantenimiento electrónico o incluso el técnico superior en sistema de telecomunicaciones e informáticos, aunque este último suele ser el menos común. Asimismo, desde el INE o centros de formación privados se ofertan varios certificados de profesionalidad de unas 900 horas de duración en la rama eléctrica.

 

Formación de un comercial de una empresa de electricidad

 Para trabajar como comercial en una empresa de electricidad no se precisa de una formación específica, pero sí que es recomendable tener un título de grado medio o superior en gestión de ventas a la vez que conocimientos amplios en el sector de la electricidad. Esto último se puede aprender de forma autodidacta, por medio de cursos o directamente con la experiencia, que en este tipo de puestos suele rondar los 1-3 años. También es valorable tener conocimientos en herramientas ofimáticas.

Su labor consiste principalmente en realizar visitas concertadas, elaborar y presentar ofertas, proporcionar información y resolver las dudas del cliente como, puede ser, dar de alta el suministro de electricidad, cuándo se necesita pedir el boletín eléctrico o cuál es la mejor tarifa y potencia a contratar según tus necesidades y usos de la electricidad.