¿Cómo trabajar en una empresa de gas?

Al ser un campo tan específico en el sector energético, las ofertas para trabajar en empresas de gas no son tan abundantes como pueden ser en el terreno de las telecomunicaciones o de la propia electricidad. No obstante, la buena situación de algunas compañías con renombre en España como son Endesa, Iberdrola o Naturgy supone que aún se generen puestos de trabajo diversos, con responsabilidades distintas, en esta área.

 

Requisitos para ejercer como instalador y mantenimiento de instalaciones de gas

 Uno de los requisitos mínimos para trabajar como instalador de gas es disponer de uno de los carnets de gas, los cuales están divididos en categorías:

 

  • Carnet A: Te permite montar, modificar, ampliar y revisar instalaciones receptoras de combustibles gaseosos, de GLP tanto en depósitos como en viviendas particulares o caravanas así como verificar las instalaciones receptoras que no requieran de un contrato de suministro.
  • Carnet B: Puede ejercer los mismos servicios, pero en este caso puede llevar a cabo la instalación doméstica, colectiva y en comercios de hasta 5 bar de presión y de aparatos cuya potencia máxima sea de 24,4 kW.
  • Carnet C: Instalaciones de hasta 0,4 bar de potencia únicamente en el interior de los domicilios, además de todas las funciones mencionadas para los carnets A y B.

 

Normalmente, en las ofertas de trabajo se suelen pedir todos ellos, siendo más frecuente el del nivel más elevado. Para conseguirlos se necesita realizar un curso y un examen de evaluación en los centros de formación o la entidad responsable de emitir el carnet. Asimismo, también suele ser un punto a favor el contar con un título de grado superior en técnico y mantenimiento en instalación de calderas de gas.

En este tipo de ofertas, el perfil buscado es el de una persona que sepa llevar de principio a fin la instalación y reparación de un servicio de gas; desde la planificación hasta la coordinación y control de que todo el proceso, de acuerdo a los estándares de calidad y tiempo acordados.

 

Requisitos para ejercer en el sector del gas butano

La oferta principal en el sector del gas butano es la de repartidor tanto en viviendas, empresas o locales comerciales, aunque cuenta con mucha menos oferta en detrimento del gas natural, más común en la mayoría de viviendas del país. En relación a ello, bien es sabido que la distribución, comercialización y precios del gas natural y del butano no son iguales, de ahí que en el mercado de trabajo también haya diferencias.

Así, en el caso de los repartidores de butano no necesitan una formación específica a la hora de ejercer el puesto de trabajo, aunque, como en muchos otros empleos, es un plus disponer de conocimientos en la materia a realizar.

Lo que sí se necesita es el carnet C de conducir, el específico para los camiones, y el ADR, el cual ha impuesto la Unión Europea en todos los estados miembros para el transporte de mercancías peligrosas.

No obstante, en lo que al butano se refiere, también se puede encontrar empleo como expendedor en una gasolinera. El profesional que se dedique a ello no tiene porque disponer de un título concreto, basta con que disponga de experiencia a la hora de expedir gasolina y ciertos conocimientos para asesorar al cliente sobre las bombonas de butano disponibles.